Inicio » Actividad » Proyectos destacados » Water Framework Directive » Parámetros biológicos: Macroalgas

Parámetros biológicos: Macroalgas

Macroalgas (Aguas Costeras)

La selección de zonas adecuadas para el análisis de las macroalgas costeras constituye el paso previo a la realización de muestreos. A partir de fotografías áreas en color -escala 1:5000- se seleccionan aquellos puntos de la costa considerados óptimos para el establecimiento de las macroalgas, los cuales corresponden a zonas rocosas estables de poca pendiente; debiendo evitarse, siempre y cuando sea posible, las superficies de sustrato arenoso ó de gran movilidad (cantos, piedras, etc.), puesto que estas características del sustrato dificultan el asentamiento de las mismas.

Puesto que, por el momento, el área de estudio se restringe a la zona intermareal, los muestreos son realizados durante el período de bajamar, recorriendo a pie el área de estudio donde se recoge información sobre una serie de parámetros que, posteriormente, se integrarán en un índice que permitirá determinar la calidad de las aguas, de acuerdo al estado ecológico que presentan las macroalgas.

Una vez en el campo, se realizan transeptos de longitud y anchura variable, en función de las peculiaridades y el tamaño del área de estudio, anotando todas las especies diferentes que se observan, al mismo tiempo que se estima la cobertura general del área muestreada, así como la cobertura de las especies consideradas oportunistas. Aquellas especies que no han podido ser identificadas "in situ" se recogen para su posterior identificación el laboratorio.

Imagen Ejemplos de zonas óptimas para el establecimiento de las macroalgas Fotografías 1 a 3. Ejemplos de zonas óptimas para el establecimiento de las macroalgas.

Imagen Fotografías 4 a 6. A la izquierda, Bifurcaria bifurcata. A la derecha y arriba, Cystoseira tamariscifolia, Bifurcaria bifurcata y Codium sp. A la derecha y abajo, Corallina sp. yLithophyllum incrustans.

El trabajo de campo se realiza siguiendo la metodología establecida por investigadores del grupo de Emisarios Submarinos e Hidráulica Ambiental del departamento de Ciencias y Técnicas del Agua y del Medio Ambiente de la Universidad de Cantabria. Los datos recogidos durante los muestreos de campo son, también, procesados siguiendo la metodología propuesta por miembros del citado grupo, quienes han desarrollado un índice para la valoración de la Calidad de los Fondos Rocosos (CFR) (Juanes et al, 2006). este indice se compone de tres indicadors (cobertura, riqueza de poblaciones y cobertura de especies oportunistas), a cada uno de los cuales se le asigna una puntuación en función de unos rangos establecidos. La suma de las puntuaciones obtenidas para cada indicador es el valor del indice final (CFR), en base al cual, se establece la calidad del punto de muestreo. El índice CFR está siendo intercalibrado entre los grupos pertenecientes a la región atlántica del nordeste español.

A lo largo del año 2006, se analizaron 16 puntos en la costa -distribuidos en las distintas masas de agua que se han definido en Asturias- siguiendo los criterios de delimitación establecidos en la DMA. durante el año 2007, se analizaron 27 puntos de muestreo (Figura1), distribuidos a lo largo de toda la costa asturiana, entre los que se incluían los 16 analizados duratne el año anterior. En el año 2008 se añadió una localidad más hasta completar los 28 puntos actuales.

Imagen Puntos de muestreo de macroalgas en la costa asturiana
Figura 1. Puntos de muestreo de macroalgas en la costa asturiana.

Imagen
Figura 2. Variables estudiadas para la valoración del estado biológico de las macroalgas costeras.

Macroalgas (Aguas de transición)

Para Valorar el estado de las macroalgas en las aguas de transición, se sigue un procedimiento análogo al establecido para el análisis de las angiospermas en los estuarios. Se realiza una cartografía de las especies existentes en cada estuario y se recogen datos sobre la cobertura de las mismas. La información recopilada se almacena en una base de datos geográfica.

Posteriormente, para cada estuario, se calcula el área ocupada por cada especie y su cobertura media y también se calcula la relación de algas verdes con respecto al resto de algas. Estos datos se integran en un índice final que permite determinar la calidad de las aguas de transición, de acuerdo al estado ecológico que presentan las macroalgas.

Fotografías 1 a 4. En la parte superior, a la izquierda, Ascophyllum nodosum. En el resto de fotografías, comunidades de Fucus sp. en distintas zonas del estuario de Villaviciosa.